¿En qué consiste la Nueva Política Industrial Española 2030?

El Ministerio de Industria, Comercio y Turismo presentó el 22 de febrero del 2019 la Nueva Política Industrial Española 2030.

Esta tiene como objetivo la transformación y revitalización del tejido industrial español.

Así mismo, se precisa alinear esta transformación dentro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

La necesidad de una Nueva Política Industrial

El sector industrial español está aún muy lejos del objetivo del 20 % del peso dentro del PIB fijado por la Unión Europea en el 2014.

No se ha recuperado el nivel del año 2006. España permanece todavía muy lejos de países referentes como Alemania, donde la industria tiene un peso del 23,6 % frente al 16,3 % español.

Para revertir la terciarización que hemos sufrido, debido a políticas públicas de industria poco ambiciosas, se decidió recuperar el Ministerio de Industria.

Cinco vectores básicos

Con el fin de potenciar nuestra industria, se diseñó desde el Ejecutivo una política que habría de seguir 5 vectores básicos:

1) Aumentar la productividad y competitividad internacional e incrementar el peso del sector industrial dentro del PIB.

2) Que el progreso de la industria vaya de la mano de los Objetivos del Desarrollo Sostenible y la descarbonización de la energía.

3) La digitalización ha de ser una de las palancas impulsoras para contribuir, de manera esencial, a la consecución de los dos objetivos anteriores.

4) La Nueva Política Industrial ha de estar alineada con las políticas adoptadas desde la Unión Europea.

5) Se ha de tener en cuenta el papel de la pequeña y mediana empresa dentro del sector.

Desde el Ministerio de Industria se presentaron tres objetivos encaminados a dar respuestas a estos desafíos.

Por un lado, se ha de reindustrializar la economía. Para ello, se desarrollarán y potenciarán los sectores industriales, con el fin de aumentar el peso de la industria.

En segundo lugar, hay una necesidad de transformar nuestro tejido industrial, dando especial importancia a la pequeña y mediana empresa.

El objetivo es la adaptación a las nuevas tecnologías digitales, para dotarlas de competitividad internacional.

Y por último, se ha de conseguir una adecuada transición ecológica a un modelo circular. Pero, a su vez, hemos de mitigar los impactos ocasionados por esta transición.

Tres grandes iniciativas

El Ejecutivo ha considerado necesario desarrollar una política industrial que resuelva todos los objetivos planteados anteriormente. Para ello el Ministerio de industria está trabajando en la elaboración de tres grandes iniciativas.

1. La primera de ellas es un Pacto de Estado por la Industria, necesidad recogida anteriormente en diversas iniciativas.

2. Elaborar una Estrategia de Política industrial para España 2030. Esta definirá la medidas necesarias para impulsar el crecimiento y la competitividad del sector Industrial. Se busca que esta se enmarque dentro del desarrollo sostenible.

3. Finalmente, la creación de una Ley de Industria que actualice el marco actual de las normativas para la industria, datado de 1992, para adaptarlo a los nuevos retos de digitalización y descarbonización.

Diez ejes de acción

Las iniciativas propuestas desde el Ejecutivo se orientarían hacia diez ejes de acción:

La digitalización. Dentro de la llamada cuarta transformación digital se ha de incidir, especialmente, en la pequeña y mediana empresa.

Innovación. Las actividades I+D+I han de servir como palancas de la productividad y la competitividad.

Capital humano. Entendiendo dicho capital humano como el talento, la educación y el grado de formación de las personas, las cuales servirán para el aumento de la productividad.

Regulación. Se buscará una regulación que no erosione la capacidad y competitividad de la empresa.

Tamaño y crecimiento empresarial. Las empresas españolas son, en comparación, más pequeñas que las de la Unión Europea, lo que erosiona su productividad y capacidad exportadora.

Financiación. Si bien, en estos momentos, las empresas de créditos están comprometidas con la industria, estos créditos se concentran en el activo corriente. La financiación del capital fijo sigue presentando dificultades que se busca subsanar.

Costes energéticos. Se busca que el suministro de energía, de capital importancia para las industrias sea estable y competitivo. Así mismo, es necesario un desarrollo sostenible con la descarbonización de la energía.

Logística e infraestructuras. El transporte de mercancías español adolece a día de hoy de un problema estructural importante, lo que provoca una dependencia de la carretera. La cuota del transporte ferroviario, dentro del conjunto de transporte terrestre, es de las más bajas de la Unión Europea. Esta cuota es de solo un 5 % frente al 18 % europeo.

Por tanto, es necesario desplegar una serie de actuaciones que desde el Ministerio de Fomento potencien el transporte ferroviario.

Sostenibilidad. Existe un consenso, por el cual dotar a la innovación ambiental un puesto clave para lograr una transición hacia un nuevo modelo circular.

Internacionalización. La internacionalización de las empresas se relaciona, de manera natural, con el aumento de la competitividad y productividad.

Un nueva política, un nuevo futuro

La Nueva Política Industrial Española 2030 resulta, de esta forma, una nueva oportunidad para la revitalización de nuestra economía industrial.

Un nuevo futuro puede abrirse para nuestra industria, un futuro que esperemos obtenga resultados favorables.

Noticias

managementonlinereputation

Directo IngenieríaAuthor posts

Somos una empresa con amplia experiencia, teniendo más de 2.000 clientes en cartera que pertenecen a todos los sectores de la industria (construcción, madera, metal, etc).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WhatsApp chat
CONTÁCTENOS